Envíos en 24/48H en toda la península y Baleares Envíos en 24/48H en toda la península y Baleares

Atopía, aprender a vivir con ella

Todos hemos visto a niños rascándose esos sarpullidos rojos en los pliegues de los codos.

Según la Asociación Española de Pediatría el 50% de los casos de dermatitis atópica (DA) se diagnostican durante el primer año de vida. La incidencia de esta ha aumentado entre 2 y 3 veces en los países industrializados durante las últimas tres décadas, afectando hasta un 20% de los niños y causando un gran impacto en la calidad de vida del paciente y de su familia.
Es la enfermedad crónica de la piel más frecuente en la infancia. Se estima que entre el 5 y el 30% de las consultas efectuadas en Pediatría de Atención Primaria se deben a problemas dermatológicos y que alrededor del 10-15% de los pacientes atendidos en las consultas de Dermatología es menor de 16 años, siendo la DA el diagnóstico individual más frecuente, con una prevalencia de entre un 6 y un 15% en España (1) (un 0,7-2,4% de la población general).

¿Qué es la dermatitis atópica?

De acuerdo con la «definición oficial» (2), la dermatitis atópica, también conocida como eczema atópico, es una afección inflamatoria crónica de la piel causada por una anomalía en la respuesta inmunitaria y una barrera cutánea deficiente.

Los síntomas son manchas de piel seca, roja e inflamada. La inflamación provoca picores, que pueden derivar en lesiones y, a veces, en una infección secundaria. Se presenta en forma de brotes y puede ser más o menos grave (la escala más utilizada en España es la Severity scoring atopic dermatitis, SCORAD por sus siglas en inglés).

¿Por qué tenemos dermatitis? La piel sana actúa como una barrera de defensa contra los agentes externos. No obstante, la piel afectada por la dermatitis atópica tiene una barrera cutánea debilitada que permite la entrada de agentes infecciosos (patógenos) y la pérdida de sus defensas (humedad).

¿Cuál es la causa de la dermatitis atópica?

Son varios los factores que causan dermatitis atópica. Existe (i) un factor genético (entre el 50 y el 70 % de las personas afectadas tiene un progenitor que también la padece; si ambos padres la tienen, el riesgo se eleva al 80 % 3), (ii) un factor de inmunidad (mayor sensibilidad a ciertos patógenos); y, por último, (iii) un factor ambiental (como la contaminación).

Un efecto importante de la atopía en la calidad de vida

Puede ser difícil convivir con dermatitis atópica.

Los niños pequeños pueden sentir picor a todas horas hecho que altera su sueño y sus horas de vigilia. Al fin y al cabo, un problema que repercute en toda la familia. Eso lleva a un estado de angustia en los padres, que llegan a sentirse culpables y se ven incapaces de calmar a su hijo.

Entre los niños más mayores y adolescentes, la visibilidad de la dermatitis atópica puede dar lugar a situaciones de burlas y “bullying” que derivan en problemas emocionales.

Cuando se trata de adultos, las encuestas muestran que este trastorno puede alterar el sueño y causar problemas continuos relacionados con el mismo,(4) lo que provoca problemas en el trabajo (concentración, rendimiento), una menor confianza en sí mismo (especialmente en el caso de las mujeres con eczema en los párpados) e, incluso, ansiedad y depresión. Como podemos ver, estamos frente a un auténtico círculo vicioso.

¿Qué otras soluciones para la atopía existen aparte de la medicación?

• ¡Las cremas emolientes son esenciales!:

«El mejor tratamiento para la piel atópica sigue siendo el uso diario de emolientes», afirma el profesor Tennstedt. Los estudios han demostrado claramente (5) que su uso a largo plazo no solo tiene un efecto beneficioso sobre la sequedad de la piel, sino que también reduce la frecuencia de los brotes, de tal modo que se necesitan menos esteroides tópicos. El emoliente debe contener una alta concentración de activos nutritivos (aceites y mantecas vegetales), ingredientes calmantes (niacinamida, madecassoside, bisabolol, etc.) y, posiblemente, ingredientes antibacterianos para evitar la propagación de Staphylococcus aureus.

Hay que enseñar a los niños desde pequeños a dejarse poner crema por sus padres o cuidadores sin protestar, y luego a aplicársela ellos mismos de forma habitual cuando sean mayores. Los dermatólogos deben explicar a las familias el enfoque correcto para tratar el problema. Además, los hospitales cuentan con servicios de dermatología que garantizan que los pacientes entiendan cómo cuidar de su piel. 

Tratamiento con agua termal:

Los tratamientos de tres semanas con agua termal han demostrado ser eficaces en afecciones como la dermatitis atópica. En Francia, sin ir más lejos, es algo que los médicos prescriben y que, además, el seguro cubre. Los spas, no solo hacen tratamientos con aguas termales (baños, duchas, masajes) y tratamientos locales diarios, sino que ofrecen formación y apoyo terapéutico a los pacientes. El tratamiento les alivia los síntomas y les ayuda a ser más independientes en la gestión de la enfermedad. En Francia, son diez los spas termales recomendados para seguir un tratamiento dermatológico.

Terapia UV:

Para los adolescentes y adultos que no responden a los tratamientos habituales, puede ser útil seguir una terapia UVB o combinada UVA con UVB. Sin embargo, es necesario hacer entre 20 y 25 sesiones con una frecuencia de dos o tres veces por semana. Se trata de tratamientos médicos que solo pueden ser prescritos por un dermatólogo.

Buenos hábitos para evitar la dermatitis atópica

• Hacer una limpieza suave: deben usarse aceites limpiadores o barras limpiadoras dermatológicas sin jabón.

• Deben evitarse baños calientes prolongados, que aumentan la permeabilidad de la piel. Es preferible tomar una ducha de cinco minutos con agua tibia.

• Después de ducharse o lavarse las manos, debemos secarnos la piel con una toalla de algodón. Cuidado con frotar la piel, ¡es sensible!

• Hay que educar a los niños: a tratar los brotes, es decir, animarles a no rascarse con las uñas para no arañarse la piel y propagar los gérmenes. Debemos mostrarles alternativas para aliviar el picor, como frotarse con la palma o el dorso de la mano.

• Fórmulas hipoalergénicas para el cuidado de la piel: es importante no usar fragancias o conservantes potencialmente irritantes o alergénicos.

• Hay que evitar tener en casa productos y muebles que contengan compuestos orgánicos volátiles (COV), como materiales de construcción, decoración y aislamiento, pintura, disolventes, colas y barnices, productos de limpieza, ambientadores, quitamanchas, insecticidas y descalcificadores químicos. No siempre es fácil.

• En cuanto a la ropa, es mejor que sea holgada, para evitar el roce de la piel con los tejidos. Es mejor usar prendas de algodón, lino o seda que de lana.

¿Es la microbiota de la piel el camino a seguir?

Hace tiempo que sabemos del importante papel de Staphylococcus aureus en la dermatitis atópica.

Los últimos conocimientos (no existe un estudio en particular), sobre la denominada flora cutánea, han puesto al descubierto que el mantenimiento de una diversidad y equilibrio entre los microorganismos que componen la microbiota evitan la colonización por especies agresivas y contribuyen a la defensa del sistema inmunitario de la piel.

Sabemos desde 2012(6) que el eczema se asocia a un importante desequilibrio de la microbiota, en que bacterias como el Staphylococcus aureus se vuelven predominantes, se adhieren a la piel y crean un escudo que agrava los brotes de eczema, la sequedad y el picor.

Aunque el uso de esteroides sigue siendo el tratamiento más habitual, lo cierto es que estamos observando el beneficio de crear emolientes enriquecidos con ingredientes activos (pre y posbióticos) que reequilibren la microbiota, reducen el factor inflamatorio y previenen la infección por Staphylococcus aureus.

(1) Martín Mateos. Guía de tratamiento de la dermatitis atópica en el niño. 2.ª edición. Documento de Consenso Grupo de Expertos. Madrid: Ergon; 2011 (2) http://allergo.lyon.inserm.fr/2019_DESC/8.Eczema.pdf (3) https://www.inserm.fr/information-en-sante/dossiers-information/dermatite-atopique-eczema-atopique (4) Patient burden of moderate to severe atopic dermatitis (AD), Simpson EL et al. J Am Acad Dermatol 2016 Mar;74(3): 491–498. (5) Wollenberg A, Barbarot S, Bieber T et al. Consensus-based European guidelines for treatment of atopic eczema (atopic dermatitis) in adults and children: part I. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2018 May;32(5):657-682. doi: 10.1111/jdv.14891. (6) Temporal shifts in the skin microbiome associated with disease flares and treatment in children with atopic dermatitis, Kong et al., Genome Research, 2012

MªJosé Cejas experta en cosmética y farmacéutica titular en Farmacia Europa nos habla sobre la dermatitis atópica y como afrontarla para de esta forma aprender a convivir con ella. 

La dermatitis atópica es una enfermedad crónica que suele aparecer antes de los tres años de vida, aunque eso no implica que pueda surgir más adelante.

Si tenemos una rutina corporal orientada a evitar la aparición o controlar brotes, conseguiremos una mejor calidad de vida de la persona afectada. Estas personas tiene una baja producción de lípidos en la piel, eso hace que necesitan de cremas emolientes, que le aporten ese componente graso que son incapaces de producir y da lugar a esos episodios de descamación, picor e irritación.

Para ello es importante tanto la limpieza como la hidratación. La limpieza con geles syndet, para evitar sensibilidad y la hidratación con lociones o bálsamos corporales enriquecidos en componentes lipídicos como puede ser las ceramidas, colesterol,… que aportarán confort y equilibran el manto hidrolipídico, que estas personas tienen alterado.

Es importante también tener en cuenta consejos como:

 

xoxo Team SVR #AGustoEnMiPiel.
¡Mantén la calma y siéntete bien con tu piel!
Cuéntenos sobre tu experiencia, haz preguntas o comparte con nosotros en nuestra cuenta de Instagram.
Regístrate a nuestra newsletter
Regístrate a nuestra newsletter. Recibe las últimas novedades y consejos de Laboratoires SVR para sentirte bien en tu piel
Aviso legal
Laboratoire SVR procesará su dirección de correo electrónico para enviarle nuestro boletín, así como nuestras ofertas comerciales. Tiene derecho de acceso, rectificación, eliminación, oposición, limitación del procesamiento de sus datos personales, derecho a la portabilidad de estos, así como el derecho a definir directivas relacionadas con El destino de sus datos después de su muerte. Para obtener más información, consulte nuestra Carta privacidad.
Entrega gratuita
Entrega gratuita
desde 50€ de compra
3 muestras gratuitas
3 muestras gratuitas
Por cualquier compra
Servicio al Cliente
Servicio al Cliente
info@labo-svr.com
Entregas en 24/48H
Entregas en 24/48H
de lunes a viernes con Nacex