Envíos 24H, GRATUITOS a partir de 50€ Envíos en 24H, GRATUITOS en compras iguales o superiores a 50€

Acné, no tienes por qué convivir con él

Tanto si tienes 15 como 30 años, el hecho de tener granitos puede acabar por deprimirte. El acné es mucho más común de lo creemos, ya que afecta a más del 80 % de los adolescentes y al 40 % de las mujeres adultas. La buena noticia es que podemos abordarlo.

Sophie G., nuestra investigadora titular, se reunió con un experto en dermatología y un consumidor para hacer un balance de la situación: 

SG : Doctor, explíquenos qué es el acné. ¿Cómo lo definiría?

Dr. B.: El acné es una enfermedad inflamatoria del folículo pilosebáceo, que puede deberse a varios factores:
• Engrosamiento de la capa córnea en la apertura de la glándula sebácea (hiperqueratinización).
• Sobreproducción de sebo.
• Colonización de la piel por una bacteria llamada Cutibacterium acnes (C-acnes).
• Desequilibrio de la microbiota cutánea que comporta la inflamación de la piel.
• Predisposición genética, especialmente si la madre padeció acné.
• Influencia hormonal, ya que el acné afecta a los adolescentes y a las mujeres cuya piel es sensible a pequeñas dosis de andrógenos.
• Factores ambientales (el llamado «exposoma»): la contaminación, la dieta, el estrés o el tabaco.

SG: ¿Cuál es la diferencia entre el acné en las adolescentes y el acné en las mujeres adultas?

Dr. B.: Se trata de diferentes tipos de acné. El acné que vemos en los adolescentes se caracteriza por una piel grasa y la presencia de granitos en la frente, en los pliegues de la nariz, la barbilla y, a veces, en casos más severos, en el pecho y la espalda. Este acné se mide en una escala de moderado a grave.

El acné en las mujeres adultas se manifiesta a través de granitos en la parte inferior del rostro, que son principalmente inflamatorios, subcutáneos y dolorosos, con poros dilatados y brotes premenstruales.

SG: ¿Qué tratamientos se prescriben?

Dr. B.: Depende de la gravedad del acné, de si estamos frente a lesiones retencionales (puntos negros, puntos blancos) o inflamatorias (nódulos, pápulas) y del riesgo de cicatrización. Como primera medida, prescribimos retinoides tópicos (acné retencional) o peróxido de benzoilo (acné inflamatorio).

En el caso del acné moderado, seguiremos tratamientos que combinan dos moléculas que actúan en sinergia y que pueden ir acompañados de medicamento oral (antibiótico o gluconato de zinc). Para el acné grave, solo el uso de isotretinoína, administrada bajo supervisión médica, tiene un efecto real. Además, el paciente deberá acudir a su dermatólogo para someterse a una limpieza de la piel y una exfoliación cada tres o cuatro meses.

SG: ¿Por qué el acné es una afección recurrente?

Dr. B.: En el caso de las mujeres, ¡podríamos decir que es terriblemente recurrente! El acné es una patología crónica. Para eliminarlo, es imprescindible seguir el tratamiento. Para evitar que se repita, prescribiremos un tratamiento de mantenimiento consistente en la aplicación de un retinoide tópico dos o tres veces por semana, y el uso de productos de cuidado de la piel y un maquillaje adecuados.

Anne-Sophie, 24 años

«En realidad durante mi adolescencia no tuve acné. Hace dos años dejé de tomar las anticonceptivas y, a continuación, me diagnosticaron el síndrome de ovario poliquístico. Desarrollé acné severo, que es uno de los síntomas. Me quedaron marcas y cicatrices. Probé productos de todo tipo de marcas, incluso de las más caras.

Entonces, un día, la asesora de una tienda me enseñó una nueva gama de productos para el cuidado de la piel que acababa de salir al mercado. Compré el sérum y la crema hidratante que, de hecho, no eran nada caros. En menos de dos semanas mi piel había cambiado radicalmente. Tenía menos manchas y las cicatrices eran menos visibles. Lo dejé este verano. Desde entonces, no he vuelto a tocar mi piel».

SG: ¿Qué otras soluciones existen además de la medicación?

Dr. B : 
• El cuidado adecuado de la piel, ¡por supuesto!
Para complementar la medicación, es esencial el uso de cremas no comedogénicas y limpiadores suaves. De hecho, son la primera opción para el acné moderado y las mujeres embarazadas. Es importante seguir utilizándolos durante el tratamiento de mantenimiento.
Los ingredientes activos adecuados son el zinc, AHA o ácido salicílico, y principios activos antiinflamatorios (niacinamida, gluconolactona).

• Seguir una dieta saludable
Debes evitar, o limitar, la comida rápida. Además, los alimentos con un alto índice glucémico (grasas, azúcar, cereales refinados) no solo engordan, sino que favorecen el acné, al igual que el consumo excesivo de productos lácteos (cíñete a tomar tres raciones al día). También puedes comer pescado azul y frutos secos que son una buena fuente de omega 3.

• Suplementos nutricionales y probióticos
Algunos estudios indican que las isoflavonas de soja, los polifenoles del té verde y los probióticos (lactobacillus rhamnosus SP1) podrían mejorar el acné.

• Tratamientos de la piel
El uso de LED —azul y rojo— y el láser de color pulsado (PDL) pueden ayudar con el aspecto inflamatorio del acné, que padecen los adolescentes, pero que se produce principalmente en las lesiones de las mujeres adultas. Kleresca es un tratamiento que utiliza la energía lumínica fluorescente que actúa sobre la inflamación, y puede reducir el acné en dos grados en un período de seis meses a un año.

SG : Hablemos sobre la adquisición de buenos hábitos, ¡vale la pena repetirlo!

Dr. B : 
• No tocarse los granitos ni los puntos negros, lo único que conseguiremos es la aparición de marcas y cicatrices.
• No usar lociones o exfoliantes agresivos, lo único que conseguiremos es la producción de más sebo.
• Evitar el uso de una base de maquillaje pesada, que puede ser comedogénicas y favorecer la aparición de nuevos granos. Además, queda fatal. Sería mejor utilizar un hidratante de color para pieles grasas e imperfecciones.

SG : ¿Y cómo ve el futuro?

Dr. B.: Están saliendo nuevos tratamientos:
Trifaroteno, un nuevo retinoide con menos efectos secundarios y mejor tolerado.
Antiandrógenos tópicos.
• Un inhibidor de la acetil-CoA carboxilasa que reduce la producción de sebo.
• Un gel de óxido nítrico que podría inhibir el C. acnes.
Sarecycline un nuevo antibiótico más selectivo y antiinflamatorio.
• Una vacuna, pero ¿a quiénes vacunaríamos y cuándo?

La opinión experta para tratar el acné:

La Dra. Fátima Rivas experta en dermocosmética y Alejandro Gómez-Ulla farmacéutico titular de la Farmacia Gómez-Ulla nos hablan sobre el acné y el protocolo que siguen con sus consumidores para tratarlo;


Una de las consultas más frecuentes en Gómez-Ulla, y sobre todo a raíz del uso masivo de la mascarilla, es el acné. En primer lugar, analizamos el tipo y grado para adecuar el tratamiento más adecuado sin agredir la piel. Los granos, puntos negros, exceso de grasa, marcas pueden además aparecer tanto en adolescentes como en adultos.

 En ambos casos es básica la limpieza de la piel mañana y noche, eso sí, con un limpiador sin jabón que respete la piel y la deje fresca, limpia y confortable. Después podemos aplicar un tónico o loción con Ácido Salicílico para limpiar y mantener limpio el poro y librarnos de los puntos negros. Lo aplicaremos a toquecitos con las manos. 

 Después aplicaremos nuestro tratamiento que regule la grasa y trate granitos y marcas. Es interesante que contenga activos como la Niacinamida, que es antinflamatoria y ayuda a unificar el tono. También los Poli hidroxiácidos (PHA) son muy interesantes porque tratan el acné de manera eficaz y son muy bien tolerados incluso por las pieles más sensibles. Si además el acné es adulto puede ser interesante añadir activos antiedad como el Retinol y el Ácido Hialurónico. Y si necesitamos calmar y reparar la barrera cutánea que suele estar alterada en el acné, podemos usar una crema con Ceramidas específica para piel grasa acneica. 

En nuestras rutinas de acné no puede faltar el protector solar, que evita las manchas y el efecto rebote que produce el sol. Y a pesar de llevar mascarilla debemos aplicarnos protector solar a diario y reaplicar cada 2-3 horas, ya que no protegen de la radiación solar. Siempre recomiendo un protector solar especifico que no aporte grasa, que mejore la textura de la piel y de acabado mate. El acné se puede tratar y es mejor hacerlo con una rutina especifica cuanto antes para que no queden marcas y te sientas bien en tu piel.

Regístrate a nuestra newsletter
Regístrate a nuestra newsletter. Recibe las últimas novedades y consejos de Laboratoires SVR para sentirte bien en tu piel
Aviso legal
Laboratoire SVR procesará su dirección de correo electrónico para enviarle nuestro boletín, así como nuestras ofertas comerciales. Tiene derecho de acceso, rectificación, eliminación, oposición, limitación del procesamiento de sus datos personales, derecho a la portabilidad de estos, así como el derecho a definir directivas relacionadas con El destino de sus datos después de su muerte. Para obtener más información, consulte nuestra Carta privacidad.
Entrega gratuita
Entrega gratuita
desde 50€ de compra
3 muestras gratuitas
3 muestras gratuitas
Por cualquier compra
Servicio al Cliente
Servicio al Cliente
info@labo-svr.com
Entregas en 24/48H
Entregas en 24/48H
de lunes a viernes con Nacex