Pieles ligeramente atópicas

Si a una piel seca le añadimos unas condiciones alérgicas, el resultado puede ser una piel atópica. La piel seca está poco hidratada y tiene menor cantidad de lípidos, su barrera cutánea se deteriora y los alérgenos, contaminantes y agresores se aprovechan de la situación para colarse. Y como eres propenso a las alergias, la piel se inflama... Aparecen las primeras irritaciones, enrojecimiento y picores, a menudo detrás de las rodillas, en el pliegue de los codos... Se trata de lesiones más o...