Pieles ligeramente atópicas

Si a una piel seca le añadimos unas condiciones alérgicas, el resultado puede ser una piel atópica. La piel seca está poco hidratada y tiene menor cantidad de lípidos, su barrera cutánea se deteriora y los alérgenos, contaminantes y agresores se aprovechan de la situación para colarse. Y como eres propenso a las alergias, la piel se inflama... Aparecen las primeras irritaciones, enrojecimiento y picores, a menudo detrás de las rodillas, en el pliegue de los codos... Se trata de lesiones más o menos graves y generalizadas. Si son poca cosa, puedes tratar la piel por ti mismo: Mima tu piel CADA DÍA en dos pasos muy sencillos y básicos: limpia tu piel con Topialyse Huile Lavante Micellaire para nutrirla intensamente desde el momento del aseo. Su adictiva fragancia convierte la rutina diaria del cuidado de la piel en un momento de puro placer. Luego relipida la piel con Topialyse Baume en spray. Con su 40% de complejo nutritivo, es una fuente de omega 3, 6 y 9 combinada con un 4% de niacinamida calmante. ¡Su aplicación express y 360° es tan fácil que parece un juego de niños!